Sin método, no hay paraíso.