Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde.