Me voy sin amarguras.