Lo miserable de los pseudos líderes.