Las elecciones no admiten segundas oportunidades, prepararse para ganar la elección sí.