Gobiernos a la deriva.